La Amistad es un Viaje (o muchos): Niágara Falls.

Si eres mexicano, seguro has viajado con amigos. Aunque sea un fin de semana a Cuernavaca o Tepoztlán. Algunos de nosotros que ya no somos tan jóvenes de edad, pero seguimos jovencitos de corazón, hemos viajado con amigos a muchos sitios en México y en el extranjero. A veces, viajes largos como uno que hice al término de la preparatoria a Europa y cortos como 2 súper viajecitos que me vienen a la mente, uno en Toronto y Niagara Falls y otro en Lake Louise Alberta. Con amigos he estado en Vancouver, Whistler, Lake Louise, Montreal, Toronto, Niagara Falls y si cuento a mi esposa como mi mejor amiga, también en Quebec City, Nueva Escocia y muchos sitios más. Y ya te contaré de todos.

La Amistad Es Un Viaje es un concepto tal como las palabras lo describen pero también es una metáfora de nuestro viaje (journey) por esta vida. Viajar con amigos es reforzar los lazos que nos unen. Dicen por allí que para conocer mejor a una persona, viaja con ella. He sido muy afortunado en reafirmar amistades de muchos años compartiendo experiencias viajando juntos (aunque claro que no revueltos).

Hace unos años conocí a Gary, un mexicano exitoso algo más joven que yo pero no por mucho. Los dos hemos viajado mucho y a nuestra edad tendemos a viajar de manera similar – resumiendo, nos gusta la “buena vida”. Y así es que hemos disfrutado de cosas que tal vez no se te ocurran cuando piensas en Canadá: excelentes restaurantes, maravillosos bares, espectáculos y paseos espectaculares. Uno de esos paseos y donde más nos divertimos fue en Niagara Falls. Fuimos con nuestras esposas. Primero fuimos a un viñedo cerca de Niagara-on-the-Lake, un pueblito con mucho sabor inglés. En los viñedos como Jackson Triggs puedes degustar vino (recordando que hay que tener cuidado si vas a conducir de manera que haya un chofer designado) y hacer un tour del lugar. De Jackson Triggs fuimos a Niagara-on-the-Lake donde hay muy buenos restaurantes para almorzar.

Después fuimos a ver las Cataratas desde el aire en un helicóptero de Niagara Helicopters. El paseo dura unos 8 minutos pero vale la pena. El vuelo es excitante y los paisajes son maravillosos. Las Cataratas son impresionantes desde cualquier ángulo y obviamente te recomiendo verlas desde todos: en el barco del Hornblower, desde los túneles Behind the Falls, White Water Walk (paseo a lo largo de los rápidos) y por helicóptero. También no te pierdas la película en 360º Niagara’s Fury.

Dependiendo de cuánto tiempo tengas en Niagara Falls, yo recomiendo quedarte al menos una noche. Visita el Casino Fallsview Resort, cena en uno de muchos excelentes restaurantes (sugiero Table Rock o The Keg o el Copacabana).

Feliz Viaje y Viaja Feliz #LaAmistadEsUnViaje

Comparte este artículo:

Acerca del autor.

Jaime Horwitz Rodríguez www.canadaenespanol.com

Bloguero, creador de contenidos, mexicano, canadiense, videógrafo, foodie, viajero, papá, mba, asesor, corredor, esposo, amigo. Recorriendo Canadá desde 1989.

Únete a las redes de Jaime Horwitz:

Cerrar